Reseña: "Manual de pérdidas" (2017), de Javier Sachez García | Cine de Escritor

27 febrero 2018

Reseña: "Manual de pérdidas" (2017), de Javier Sachez García

Ficha técnica


Reseña Manual de pérdidas, de Javier Sachez García - Cine de Escritor
Título: Manual de pérdidas

Autor: Javier Sachez García

Colección: Pancho Guerra, nº3

Primera edición: 2017

Editorial: Mercurio (ed. 2017)

Número de páginas: 243

ISBN: 978-84-946388-8-6

Cómpralo en: Web editorial (físico)

Esta entrada no contiene spoilers, puedes leer sin sobresaltos :)


 Sinopsis de la contraportada

"En 'Manual de pérdidas' se cuenta el último acto bibliófilo de un profesor de Historia jubilado consciente de que va a perder cuanto ha leído por culpa del alzhéimer: un itinerario de gratitud por diversos lugares con destino en todos aquellos que en un momento de su vida le regalaron un libro. El propósito es devolver el objeto, lo que revierte su función primigenia: si con el regalo quien da logra que su recuerdo habite en quien lo recibe; con la devolución, el proceso se invierte ahora el dador pasa a ser quien fue receptor y el recuerdo sigue el mismo trayecto."


Opinión

HISTORIA: si conoces o conocías a un enfermo de Alzheimer, esta novela te hará reflexionar sobre la crudeza del trastorno y te hará llorar a mares (no ha sido mi caso porque no suelo llorar con los libros, pero hay pasajes conmovedores). Me ha recordado ligeramente a "En las alas de las mariposas", de Germán Sánchez Espeso.

PERSONAJES: Abdón, un anciano de setenta años, y su hija Virginia son los protagonistas. Es fácil ponerse en la piel de Virginia y encariñarse con el personaje de Abdón: ella intenta cuidarle y entenderle mientras él lucha por conservar sus recuerdos, aunque sabe que no hay solución posible. Son muy realistas, en especial Abdón y su miedo a las hormigas, una clara referencia a sus vivencias sobre la Guerra Civil. Como secundario, destaco a Óscar Pulido; tiene una aparición muy breve pero muy importante.

ESTRUCTURA: "Manual de pérdidas" contiene un prólogo y tres apartados (me ha extrañado la ausencia de un índice):

  • Prólogo (se puede leer aquí)Victoriano Santana Sanjurjo (Doctor en Filología Española y Funcionario del Cuerpo de Profesores de Secundaria del Gobierno de Canarias por la especialidad de Lengua Castellana y Literatura) nos habla sobre el autor y las influencias de su obra, además de relacionarnos al Quijote con Abdón (lo cual no es de extrañar siendo Victoriano un "cervantófilo"). Es muy extenso, académico y destripa detalles de la historia; recomiendo leerlo una vez terminada la novela.
  • Primera parte: el hombre (del capítulo I al XVII): aquí conocemos a Abdón, su infancia, su pasión por los libros (los prefiere a las personas) y su miedo a perder sus recuerdos. También conocemos a su familia. Me desubicaba un poco porque no se describían los escenarios o a los personajes hasta el final de los capítulos, además de que unos se centraban en la actualidad y otros en el pasado, pero aun así es mi parte preferida.
  • Segunda parte: el viaje (del capítulo XVIII al XXX): el título se refiere al trayecto de dos semanas que realiza Abdón junto con Virginia, al proceso de su enfermedad y a la progresiva unión entre padre e hija, ya que antes apenas se comunicaban. Mediante las analepsis y los libros revivimos los momentos más importantes de la vida del anciano, quien se arrepiente por las cosas que no hizo o las que le gustaría cambiar. El esquema se repite tantas veces que me resultaba pesado; además los personajes no encontraban ningún obstáculo, todo les salía a pedir de boca. Creo que le ha faltado más desarrollo.
  • Tercera parte: el regreso (del capítulo XXXI al XL): quizá sea la parte más descarnada porque vivimos la realidad de las últimas fases del Alzheimer y el esfuerzo de la familia por mantener la dignidad de Abdón hasta el último segundo.
AMBIENTACIÓN: Abdón vive en Mérida, pero durante el viaje de más de mil kilómetros visitará otras ciudades extremeñas (Badajoz, Cáceres, Guadalupe y Avellaneda), Salamanca, Ávila y Madrid. El autor describe los paisajes naturales con limpidez, mientras que los escenarios interiores (en especial los de Avellaneda) son sucios y marginales.

VOCABULARIO: Javier Sachez tiene un estilo plagado de metáforas ("Uno de los cipreses ladea ligeramente su copa hacia un lado y a Virginia le parece la llama de una vela gigantesca a punto de ser apagada por el aire"), muy poético, metaliterario y pausado y carece de faltas ortográficas o gramaticales. La mayoría de los capítulos son bastante cortos, la narración es muy lenta y demasiado descriptiva. También hay expresiones un poco extrañas ("Abdón hizo girar su cabeza", "Virginia hace girar su cráneo") y redundancias ("Las aulas en las que se aterió de frío").

Por otro lado, la edición está muy cuidada y utiliza un papel garantizado con el certificado FSC (papel extraído de explotaciones de bosques sostenibles). Sin embargo, el prólogo tiene un espaciado y un tamaño de letra diferente al de la novela, y la portada no es nada sugerente; se asemeja más a un auténtico manual académico que a una novela.

CONCLUSIÓN: no me ha encantado "Manual de pérdidas", aunque creo que vale la pena darle una oportunidad si te atraen las historias realistas, tristes pero esperanzadoras, y te interesa conocer la evolución de la enfermedad de Alzheimer.


Citas preferidas

Antes de abandonar el cuarto, desde el vano de la puerta, Abdón vuelve el rostro para observar por última vez la figura dormida de su hija que ya apenas cabe en aquella cama infantil y piensa que es aquella noche como una despedida. Es un adiós irrechazable porque pronto comenzará a no ser el mismo. Su cerebro en desguace irá poco a poco caducando hasta expulsarle de aquella casa y sustituirle por otro, por un anciano desconocido, olvidadizo e inmemorial.
~XV~

Todo está desapareciendo paulatinamente de su vida porque ha llegado un animal polifémico y está deglutiendo los paisajes arcaicos de manera cruel e imparable. Todas las conversaciones que mantuvo con aquel viejo bibliófilo que regentaba la tienda han desaparecido. Han desaparecido las sensaciones, las imágenes de los tomos ordenados en el estante, los rostros pasajeros, la memoria. De alguna manera, aquella vieja librería representa ahora su vida entera, todo su tiempo pasado, al igual que las gafas que olvidó al meterlas en una taza o las llaves que terminaron, por descuido, ocultas para siempre dentro de un tiesto, en el cuarto del último hotel.
~XXII~


Sobre el autor

Javier Sachez García, autor de Manual de pérdidas - Cine de Escritor

"Javier Sachez García Nació en Campillo de Llerena (Badajoz) en septiembre de 1970.

Pronto descubrió que su padre amaba la sabiduría. Como diría Luis Chamizo, fue un hombre que amó mucho y que trabajó mucho.

Sus hermanos le inocularon el amor por la poesía y su madre le recitaba fragmentos del Martín Fierro, de Chamizo y de Gabriel y Galán, mientras los campos enmudecían por las heladas. Alrededor del pueblo la naturaleza era rotunda pero íntima y el sol retaba.

Se inició muy joven en la escritura, a la par que su hermano Joaquín, y juntos bucearon por los versos narcóticos y el nostálgico morbo de lo otoñal.

Comenzó a publicar en 2005 por un mero principio de mitomanía. Ha publicado algunas novelas y poemarios donde se asoma alguien que no es del todo él.

Sobrevive en una ciudad de dos milenios y lo hace con Lola y con María, en un creativo triunvirato.

Ama el frío esencial y ese húmedo aire de septiembre que señala el inicio del colegio." (Fuente del texto)

Ganó el I Premio de Novela Breve "Pancho Guerra" con "Manual de pérdidas" (2017). Tienes más información sobre el autor y sus otros trabajos en la página oficial de la novela.


Agradecimientos

Al autor, Javier Sachez García, por proporcionarme un ejemplar físico de "Manual de pérdidas" para la realización de esta reseña. Gracias también por las preciosas dedicatorias ^^

Comparte si te ha gustado ;)

0 comentarios:

Publicar un comentario

*Al comentar en el blog confirmas que aceptas la política de privacidad.

*Si comentáis y queréis recibir una notificación de la respuesta en vuestro correo, por favor seleccionad "Avisarme"; para dejar de recibir las notificaciones basta con desactivar la opción.

*Contesto a todos los comentarios, pero no puedo aceptar premios. Aunque os agradezco las nominaciones, tener que contestar a tantas preguntas parecidas una y otra vez me quita tiempo para sacar el blog adelante. Espero que lo entendáis :)